Sello Postal

Mejor conocido como estampilla de correos, es un trozo de papel, usualmente pequeño, con bordes casi siempre dentados, tiene un precio marcado que corresponde a su valor facial o de cambio, es decir, el valor de los servicios de transporte de cartas o paquetes que se pueden pagar con la estampilla.

Partes de un sello

Sobre del primer día de circulación

Son sobres especiales y oficiales emitidos por el correo, los cuales son de uso exclusivo para los filatelistas. Forman parte de una emisión filatélica y llevan adheridos sellos postales, a los cuales se les coloca un matasello alusivo para darle mayor importancia a la emisión.

Tarjetas Postales

Son elementos rectangulares elaborados en cartulina, las cuales llevan en su anverso una imagen que suele tener relación con temas filatélicos o del correo y al reverso el espacio para escribir un texto y el lugar donde va el franqueo. Se emplea como carta, sin sobre.

Boletín Informativo

Es un folleto desplegable en varias partes, generalmente de forma rectangular que contiene la información técnica y legal de la emisión filatélica.

Matasello del Día de la Emisión

Es un sello de goma con base de madera confeccionado especialmente para acompañar y registrar el día de la puesta en circulación de un sello o de una serie de sellos. Sólo pueden ser utilizados sobre el sello al cual se refieren.

Porta Estampilla Filatélico

Es una carpeta creada para cada emisión postal conmemorativa, la cual lleva en su interior todos los elementos de una emisión.

Hoja Recuerdo

Son especies valoradas en las que se imprimen uno o varios sellos postales, dentados o sin dentar. Algunas no llevan impreso sellos, sino simplemente una imagen conmemorativa en todo su diseño.

Álbum

Es una especie de libro o carpeta generalmente de tapa dura, que puede contener hojas fijas para colocar los elementos que conforman una emisión filatélica, también pueden llevar adjunto protectores de plásticos para conservar los sellos postales.